jueves, 6 de noviembre de 2014

Ahora que.

¿Y entonces, yo para qué sirvo? Si nada me gusta y todo me da flojera.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Volvio

Si, si volvio a aparecer el infeliz ID, tan pancho como siempre y cual si nada hubiera pasado, ah de ser digno hijo de alguien con una vida indigna de ser vivida.
Dos años, si dos años sin siquiera un mensaje, que se vaya mucho al cuerno el y su palabrería, pues ¿quién cree que soy?

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Mi dulce compañera hasta que me muera.


Escribo esto porque el día de hoy he perdido la lucha de todos los días, contra mi diabetes, no es que mis niveles de glucosa esten mal, pero es este componente psicológico que a veces me arrastra. Hay días que la D-E-T-E-S-T-O con toda mi alma, y me trago el mundo de comida a mi alrededor, pero luego me invade la maldita culpa y quisiera enviar todo por el excusado, aunque no lo hago, porque  todo vendría peor. 
Hay días, que las agujas me duelen lo suficiente como para desistir  de pincharme una vez más, a veces prefiero no saber del glucometro, ni de las tiras, ni de las lancetas que me dejan agujeritos en mis dedos, a veces siento que se me va partir el abdomen porque me duele mucho. 

No pretendo que nadie que no tenga esta enfermedad me entienda, ni yo misma lo hacia con mi mamá. Hay días que no quiero ni levantarme, porque es la misma rutina, insulina, desayuno, en el cual hay que debatirse entre comer esto o aquello, eso me harta, entonces pienso que sería lindo tener a mi lado alguien que me cocinará y me dijera: no te preocupes, yo te cuido. Pero las cosas no son así, uno es responsable de su vida, junto con sus hipoglucemias y sus hiperglucemias. 


Hoy simplemente no tengo ganas de pelear, ni siquiera quiero ver el estado de mi glucosa, no quiero comer, ni siquiera tenia ganas de levantarme. Pero lo hice y aquí estoy, escribiendo esto, sin pretender que alguien lo lea.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Aunque tenga a donde ir, no voy.

Siempre es la misma fregadera, que si no tengo dinero, que si nos vemos en un lado, que no tengo dinero para la gasolina, que si la mendiga ruta no pasa. Es la cruz que me toca cargar por vivir en el sur de la ciudad, y ser mujer, ya la he cargado desde hace 13 años, a veces, como el día de hoy, estoy harta de esto, pero ¿a dónde me voy?

Aunque tuviera trabajo, no me alcanzaría para vivir sola y en otro lado, asi de patética es mi vida, siempre lo ha sido, nunca puedo ir a donde yo quiero y a la hora que me da mi gana, dependo de quien me recoja y me lleve otra vez  a mi casa, soy una molestia, ya lo sé. 

Eso me pasa, por no trabajar y ahorrar para comprarme un carro ¿no? eso me pasa por no haber estudiado algo que si dejará algo de dinero, al menos ya tendría un trabajo si hubiera estudiado administración o contabilidad. 

Por eso mi único novio me duro una semana, luego un día me dijo que vivía muy lejos, y que no me llevaría de vuelta a mi casa, no le importo que lo haya esperado 40 minutos y que oscureciera, después de eso no volvimos a salir, si, si, ya sé que no debí haberlo esperado tanto.

Mientras tanto sigo aquí en la casa de mis papás, en el sur de la ciudad, aburrida como cada fin de semana, porque soy una ñoña miedosa, sin carro y sin dinero.

lunes, 4 de noviembre de 2013

A un año de tu partida


Ya se cumplió un año, un año que te fuiste sin decir adiós, desapareciste como solías hacerlo, la diferencia es que está vez, no regresaste en tres meses. Que triste fue tu partida, me rompiste el corazón en muchos pedazos, pero te doy las gracias porque a partir del dolor también se crece; prometiste no olvidarme, pero comprendo que eso es imposible, los juramentos hechos en el aire nunca son reales. Mi querido ID hay días que quiero saber de ti, otros tantos te extraño como se suele percibir la infinitud del mar.
Una separación abrupta, sin posibilidad de regreso, pronósticaron los arcanos cibernéticos, y eso es lo mejor que me paso.

Hasta el infinito y hasta siempre.

sábado, 4 de mayo de 2013

La ociosidad




No sé porque vienes a mi mente en este momento, sólo me pone triste ya no saber más nada de ti; quisiera que me hablarás alguna vez, pero mi corazón dice que jamás lo volverás a hacer, no tengo nada que te atraiga hacia mí, el tarot de internet tenía razón: una despedida inesperada sin posibilidad de regreso.
Moriste ID y ni siquiera fui a tu funeral, te embarcaste en una nueva misión que no tenía nada que ver conmigo. No tengo la menor idea de porque te extraño tanto, aunque extraño todo de ti, hasta tus mentiras. Quizá sólo es que contigo me sentía libre en muchos sentidos, hasta hablar de comida o de nuestros lúgubres pensamientos era divertido.
Te extraño tanto como puedo añorar volver el tiempo atrás, pero no me es permitido hacer nada al respecto, solo puedo pensar que es uno de estos intrincados caminos que el creador del universo ha trazado, no era en esta vida, ya no más me queda aceptar esos misteriosos designios divinos ¿quién soy yo para no obedecer los mandatos de Dios?
Ojalá pudiera decir que descanse en paz mi alma, y los recuerdos de ti, a veces creo que ya he superado la perdida, pero hay días que no es así, mi más sincera disculpa por no olvidarte.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Ya no quiero ser buena persona.

Sólo quise ser amable contigo, darte lo mejor de mi persona, todo para demostrarte que te quería más de lo que puedo apreciar ciertas cosas y cuestiones de la vida. Pero como yo no soy divertida, decidiste no estar más conmigo, respeto tu derecho a no quererme, es sólo que hoy te extraño más que otros días. :'(

jueves, 6 de diciembre de 2012

Y que??

Siempre me quedará la duda si todo esto que vivimos significó algo, a veces sólo quisiera que me dijeras no me hables más, no existes para mi, nunca fue real todo esto, pero se que tus condiciones asumidas desde tu punto de vista patriarcal no lo permitirán, porque prefieres no hacerme daño, que risa, ya desde hace rato estaba medio loca y medio dañada por tanta decepción. En fin, hoy se que ni te acuerdas de mi, porque tienes muchas otras cosas que hacer, pero yo igual te extrañaré siempre, estás en mi memoria, en mis recuerdos, en esta ciudad :'(

Hoy

-No extrañar
-No pensar
-No comer más de lo debido

jueves, 22 de noviembre de 2012



Como dueles corazón, como dueles, me asfixias cuando estás así, ausente de mi, inmerso en tu propio dolor. Tanto  tiempo dado, tanto esfuerzo para que no se hiciera realidad  el sueño, tantos kilómetros cruzados para que de un día a otro partas a tierras lejanas.
Y es que esta tristeza que siento, la que quisiera dejar  tirada en cualquier lugar, no me suelta, se ha cosido a mi como la sombra de Peter pan, ya ni siquiera me permite respirar, o pensar cabalmente, soy un títere a su voluntad.
Me siento presa de estos sentimientos tan oscuros ¿a dónde se ha mi ser racional? ¿Acaso murió? Ya no se ni quien soy, ni que quiero, me desespera estar bien hoy y mañana más o menos, para después sólo estar peor.
¿Qué demonios tengo en mi cabeza?

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Como cuesta asumir el ahora.

Creo que poco a poco voy asimilando esta tormenta, estoy acostumbrandóme a no pensar y no sentir tristeza, no puedo cambiar nada, sólo trato de asumir que no soy nada ni nadie en este momento. 
Tengo muchas preguntas sin respuesta, hay días que la duda me ahorca, pero sólo hay que respirar profundo y guardarse las lágrimas.
Reconozco mis errores y mis debilidades, asumo mi parte de la culpa, no debí hacer esto o aquello, pero el daño está hecho, ni siquiera pidiendo perdón se remediará algo. 
He aprendido algunas lecciones estos días:
1. No puedo victimizarme. 
2. Decir que sucedió y ya, no debe ser consuelo de nadie.
3. No se si alguna vez caeré otra vez en lo mismo, pero al menos estoy consiente de lo que puede pasar. 
4. No tengo necesidad de sufrir ningún desdén que venga de cualquier persona. 
5. El problema no siempre soy yo. 
6. De vez en cuando hay que creer en algo.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Al otro lado del pensamiento.

Hoy sólo quiero olvidar todo, irme en un viaje de color verde y no regresar nunca más, todo me importa pero nada me interesa, siento nostalgia por lo que se fue y no regresará, siento el deseo de partir a esa travesía donde el tiempo no pasa, a ese bendito lugar en el que no puedo pensar, donde  los tormentos de mi existencia no están. Se que habrás de estar ahí, convertido en alguien bueno con tu mano extendida esperando a que llegué, deseando no irnos jamás. 
No habrá que decir nada, tan sólo sentir como fluye todo, escuchando el canto de las olas que cobija suavemente nuestros cuerpos, en ese mar del olvido, no hables, sólo siente, déjate llevar por el infinito regocijo de ser, de estar, transpira amor y tranquilidad, sólo seamos nosotros al otro lado de los pensamientos.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Y entonces que se le va hacer...

No se me antoja tocarte, ni besarte, simplemente no me atraes...duras palabras que hace tres años alguien me dijo, nunca supe porqué, y hoy esa pregunta vuelve a surgir en mi cabeza. 
Si, si ya me dijiste que no querías hacerme daño, pero debe haber algo más, ¿es que soy una mujer tan aburrida que no cumplo tus expectativas? ¿no te parezco atractiva? Estoy consiente de que soy una ñoña, y a veces muy cuadrada, pero no me gusta que me traten como una débil, que más importaba, el daño estaba hecho.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Solo lo que quería.

Deseaba ser una chica mala, libre, ajena a Dios y sus mandamientos, adscrita a sus propias convicciones, por eso él era todo lo que ella no tenía, esa pasión con que vivía cada momento de su vida, era un brillo atrayente, quizá por eso nunca pudo decirle que no. 
El suave toque de sus manos, esfumaba la frialdad que ella poseía, ese calor tibio que despedían las yemas de sus dedos, siempre fue tan singular, ahora solo quedará el recuerdo de la calidez con la que alguna vez la miro, esta mujer que alguna vez se sintió libre entre sus brazos ahora emprende el camino del autoreconocimiento y la aceptación de la inherente soledad con la que siempre ha convivido. 
Es esa soledad que no necesariamente tiene que ver con estar acompañado, sino una que implica independencia emocional, y resignación ante lo que se manifiesta como un destino, y una latente vivencia, ha llegado a comprender que las personas no necesariamente están ahí siempre, deben ir hacia sus propios caminos o finalidades. 
Hay cosas en la vida que siempre se extrañarán, como los viejos sitios donde se amo la vida, dice la canción, o las personas que sin ningún interés nos prestaron su hombro para llorar, reflexionando sobre esto, ella supo que ese momento había llegado, no volverían a hacer juntos las mismas cosas de siempre, ya ni siquiera podría intentar tocarlo, ahora ya no se pertenecían. 
Quizá hubiera dado la vida entera por estar con él una vez más, pero todo fue tan rápido que ni siquiera pudo pensar coherentemente, y la chica lo ahuyento de la única forma que pudo hacerlo, odiándolo en el instante, después se arrepintió pero era demasiado tarde, todo terminó. 

sábado, 3 de noviembre de 2012

Iniciando nuevamente el camino hacia la aceptación de la soledad.


Esta es otra de las tantas veces que siento una gran tristeza, no puedo dejar de culparme por lo que hice o lo que deje de hacer, a veces como hoy, me sale un ser estúpido que tengo dentro, se llama rabia y su apellido es celos, hace enojar a los que están a mi alrededor y pues con justa consideración, terminan por irse. Quisiera esconder a Rabia Celos, pero la mayoría de las veces no puedo, y justo ha hecho de las suyas. 
Envidio a las personas que pueden quitarse sus caras largas y sonreír, aunque las este cargando la fregada, pero como sufro de fatalismo crónico, me resulta complicado creer que más allá de mi condición, habrá algo mejor, alguien me dijo alguna vez, tu haces y dices cosas, y luego quieres que todos te perdonen, tenía razón, aunque estoy casi convencida que yo puedo enojarme y odiar en ese instante y al siguiente día me tragaré mi coraje y podré entablar un diálogo. 
Intenté hace tiempo pedirle disculpas a Melissa y no me perdono, y ahora se va mi Informante D, por las cosas que les conté arriba, en lugar de aceptar con resignación que ahora tiene una nueva vida, en la cual dificílmente estoy incluida, me dediqué a tratarlo mal y pues claro, su respuesta fue peor de lo que hubiera imaginado, ojalá hubiera pensado mejor las cosas. 
Creo que por eso mi círculo de amistades se limita cada día más, ¿quién tiene la necesidad de aguantar mi mal carácter y mi fatalismo crónico?
Me duele que se vaya porque en verdad lo quiero más de lo que se imagina, pero que le voy a hacer, lo he lastimado, ya nada podrá ser igual, otra vez creí que tenía un amigo para toda la vida, otra vez di cosas por sentado. 
Me duele mucho cuando las personas se van de mi vida, mis pocas habilidades sociales se retuercen y debo comenzar de nuevo, a veces sólo quisiera dejar de ser lo que soy, arrancarme cada centímetro de piel, irme a otro mundo, dimensión o lo que sea que haya, odio tanto a este ser maligno que llevo dentro. 
Se que la tristeza pasará, y que nunca seré capaz de cortarme el hilo de la vida, ya no tengo lágrimas, sólo está profunda decepción de mi misma.

viernes, 5 de octubre de 2012

Si te vas, de todas maneras ya me da igual.


De todas las cosas que quisiera preguntarte, una siempre me da más curiosidad que las demás, no espero que me contestes, de todas maneras nadie lo hace, todos huyen cuando los cuestiono, pero hay te va, para no perder la costumbre, y con la esperanza de que algún día me respondas:

¿Porqué no me elegiste a mi?

lunes, 17 de septiembre de 2012

Que descancen en paz.





Que descance en paz la esperanza de encontrar un momento romántico, que se mueran los sentimientos que invocan al amor erótico, que nunca más renazcan en la memoria los buenos días, ni las buenas noches. Quizá sólo sea mejor vivir con la cara en alto, olvidar lo sucedido, no esperar que vuelva a ser. 
Fenezca ahora la expectativa y el mañana que aún no es, porque duele saber que no será. 
No existe un mundo paralelo en el que somos felices, la realidad es esta que nos asfixia, los sueños de cada mañana están ahí, en esas alternativas que creamos. 
Quisiera poseer sólo un poco de fe y pensar positivamente, pero por ahora no se como.

jueves, 17 de mayo de 2012

No tengo nada más que dar...

El eterno retorno hace su manifestación, de manera abrupta y salvaje, rompiendo idealizaciones, presentando situaciones que ya habían pasado en forma similar, en contextos diferentes, pero al final de cuentas, más de lo mismo. Que necedad es esta de querer aferrarse a algo, al final de cuentas, uno siempre saldrá perdiendo y terminará victimizandose, el punto es retomar lo aprendio y analizarlo desde otro punto de vista. 
Estoy empezando a creer que uno se busca lo que le pasa, nada de destinos y tonterías de esas, luego pides y pides al universo, que todo te sea aclarado, y cuando por fin se ve menos nuboso el horizonte, te tropiezas con tu yo, tu ego y lo que habías soñado. Que  vida es esta que se sustenta en culpar al otro, uno es el constructor de todos sus sufrimientos, alegrías, y demás. El fin sería aprender a no sentir nada más allá de lo debido, y lo que sabemos podremos soportar, si alguna vez, el fracaso se hace presente, al menos en eso estoy :'( 

jueves, 19 de enero de 2012

Hasta pronto

Asi como todo termina en esta vida, mi blog debe fenecer, y es que si bien no he escrito mucho nunca, creo que ya basta de fastidiar a mis dos, tres lectores con tanta payasada. No recuerdo porque empecé a escribir, así como tampoco se si algún día tuve un propósito, lo que si se es que ya tengo que dejar un tanto de lado el desorden, hay que "crecer" y mirar hacia otros horizontes. Nunca pensé que escribir en un blog, pudiera ocasionar cosas en mi vida, no imaginaba siquiera que alguien pudiera interesarse en lo que plasmaba en cada entrada, desde conocer a un amigo, con quien todavía hablo, hasta que mi supuesto novio me cortará porque no le pareció lo que le dedique en mi blog. Jajajaja recuerdos y más recuerdos encierra esta cosa llamada mi mente desordenada. Gracias a todos ustedes por leer mis entradas, a los que dejaron comentarios y a los que no también. No se, probablemente vuelva cuando tenga que lanzar mis odios, desamores y felicidad a la red, pero por ahora me despido, y no es que no tenga nada que decir, simplemente que quiero cambiar de cara, quizá decida no entrarle a la "madurez". Por ahora cambiaré de lugar, hasta nuevo aviso.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Y hoy fue el día que en silencio me dijiste: No más...No entiendo mucho esto de las relaciones humanas, lo único que se, es el significado de lo que callas, de esa respuesta que jamás escucharé salir de tu boca, la que aclararía todo mi desorden, sin embargo, me seguiré preguntando ¿porqué yo no? 

domingo, 16 de octubre de 2011

Lo encontré por casualidad un jueves de octubre, nada fue como antes, aunque sentí la misma emoción, pero que decir de él, su mirada lo dijo todo o al menos eso sentí, mi intuición sólo me hacía pensar en el desconcierto que ese encuentro le causo, aunque también cabe la posibilidad de que ni eso pueda sentir. Nada que decir, mucho menos algo que pensar. Adiós, fue lo último que alcanzó a decir, ni siquiera prometió volver...

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Confiar? ¿Para qué? Resulta que es como tener esperanza...y si tengo esperanza, también puedo tener fe, y si tengo fe, empezaré a creer en lo increíble? De todas formas todo sirve para autoengañarse, bienvenidos a la realidad. Aunque todos lo llamen negatividad no lo es, simplemente es defensa contra la falta de veracidad.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Ni hablar

Debo ser sincera, muy en el fondo esperaba que me hablará, pero no sucedió así, no pude resistir la tentación y yo lo llamé, maldita de mi que no puedo sostener mi palabra, maldita por confundir un glosario con un vocabulario, maldita de mi que confundo la derecha con la izquierda y por último maldita de mi que confundo un te quiero con un no te quiero.
Soy una estúpida mujer que muy en el fondo o en la superficie se quedó esperando una llamada. Y aunque la charla fue buena, no hubo nada más que eso, una plática insulsa donde sólo hablo ella y punto, para que tenía que hablarle.
Que más da, sólo es acostumbrarse a la idea de las ausencias y matar todo recuerdo vano, producto de la imginación, de aquello que sólo en el mundo oniríco pudo ser, no en la realidad aplastante de la vida. Y mirenme aquí estoy cual vil adolescente, esperando impacientemente la llamada...debería crecer y aunque ya acepte que nada es, aún me queda algo de músculo cardíaco...

lunes, 5 de septiembre de 2011

En las noches

Porque esta noche quisiera tener toda la inspiración del mundo para escribir diez cuartillas de la Historia, pero no las tengo, debo dormir.

jueves, 25 de agosto de 2011

No tengo más que mi cuerpo y mis pensamientos, y mi ego, que aunqe intangible, siempre se hace notar, quién soy yo y hacia dónde voy? y aunque todos se lo hayan preguntado, es el momento de contestarme a mi misma, qué pretendes hacer?

sábado, 13 de agosto de 2011

Vaya

Que cosa es regresar y enfrentar el mundo, este mundo del cual no quisiera ser parte, porque no puedo ser libre, en el término estricto de la palabra. Porque uno tiene que crecer y hacer lo que las conveniencias sociales dictan, cual es el fin de terminar una licenciatura o conseguir un trabajo, en que momento se inventaron las reglas, las obligaciones, y demás amarres, porqué el ser humano es social, y no individual, y si uno quiere ser individual porqué no puede serlo. Me siento tan atada a lo que me conviene, simplemente no puedo conformarme a esta realidad aplastante que me exige ser adulto, yo no quiero adaptarme a nada. No es que sea una tonta y finja demencia para no entender nada, se para que es toda esta basura de ser adulto, pero es que simplemente a veces me siento ahogada por tanta idiotez.

jueves, 4 de agosto de 2011

En algunas ocasiones...

Sólo a veces quisiera compartir mi microsmos con el mundo, pero nadie me entiende ni yo entiendo a nadie, hay tantas cosas que me parecen ilógicas y sin embargo son. Y aunque quisiera gritarle a la humanidad, nadie me oye, todos van de prisa, mientras yo sólo camino, sin rumbo fijo, ideando en el camino un destino que parece incierto.

domingo, 24 de julio de 2011

Que bien fue la vida ese viernes.

Jamás pensé conocer a una persona así, se que no es un ser singular, ni nada por el estilo, pero aunqe sólo lo he visto una vez en mi vida, me mostró que es lo que realmente quiero o estaba esperando. Alejarse del mundo cotidiano que me rodea, me resulta particularmente majestuoso, el mundo a veces tiene cosas buenas, y esta fue una de elllas, esta experiencia me encanto y aunque se que no lo volveré a ver, quisiera decirle simplemente gracias.

domingo, 17 de julio de 2011

Etapas del duelo

Puebla...los recuerdos de los momentos más felices de mi existencia están ahí, entre sus calles empedradas y lo antiguo, entre mis viejos recuerdos, sin embargo, ahí deben quedarse, ya no me hacen falta. Volver trajo consigo una grave nostalgia, el deseo de revivir lo que ya fue y no fue a la vez, porque todo era un sueño, una idealización de lo que quería ver y sentir, nada fue real, en si mismo, de todas maneras la aceptación ha llegado a mi vida, hay cosas nuevas por venir y se ha cerrado el ciclo de la aventura para dar paso a cosas de grandes. En fin, sólo recordando...

domingo, 10 de julio de 2011

El día que te vayas

Cuando uno se va de casa por gusto, parte con la convicción de que no extrañará nada ni nadie, y la primera vez, pasa el tiempo y quieres regresar, pero cuando estás de vuelta deseas recuperar tu libertad, al menos así fue en mi caso y no es que no la tenga, simplemente que vivir en Juárez es secuestrarse voluntariamente.

He tenido los motivos perfectos, para irme un mes, ocho meses, el tiempo que sea, viajo lejos de casa desde que tenía seis años, supongo que viajar tan niña me mostró un poco más allá del mundo que conocía, gracias a mis padres que siempre consciente o inconscientemente siempre se esforzaron por darnos alas. Tantas alas que lo que más amo en el mundo es viajar, sin embargo, esta vez es distinto, creo que este será mi último viaje en mucho tiempo, y lo que menos extraño en este momento es Juárez, no quisiera volver, tengo ganas de ir más lejos, donde nada de esa ciudad que se ha vuelto castrante me siga.

martes, 31 de mayo de 2011

Observando

Contmeplando como es que se va la vida, la vida tan frágil, tan efímera, hoy somos, mañana ¿quién sabe? Observo como caen las notas de mi melodía, las notas de mi triste canción, caen sobre las teclas de un piano desafinado, carcomido por los años, por los viajes, por el tiempo. Soy yo ahora, pero no quiero serlo mañana, porque vivir así, no es vivr, por qué muero, muero tan lentamente de dolor. Dolor por lo que sucede, dolor por el dolor de lo lejano, de lo perdido, de lo que nunca fue y jamás será.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Necesitamos ¿hablar de qué?

¿Hablar de qué? , de mí, de nada, de lo absurda que va la vida...si no me escuchas y tampoco te importo para que hablar, para que entablar una conversación donde siempre me das la razón. Acaso estoy tan mal, que no puedo decirte algo interesante, ¿cuáles son tus deseos? ¿qué quieres oír? tan sólo necesitas que te alabe tus buenos gustos, o tu pasión por lo que haces
¿porqué dices que eres mi amigo, si no aplaudes mis tonterías como yo lo hago contigo? ¿qué soy para ti? ¿sólo uno de esos objetos que compras para satisfacer tu falta de litio?

¿Acaso no dijiste que estaríamos juntos para siempre? ¿Escuche mal? Creo que me engañaste como lo hace todo el mundo, porque después de todo sigues siendo humano y eso no lo puedo cambiar.

lunes, 9 de mayo de 2011

Preferiría mil veces ser un gato.

Ya no más

No te esperare más querida amiga, se feliz con tu enojo y tus rencores, que yo he decidido no necesitarte más. He dejado de extrañarte porque quiero usar la razón, los sentimentalismos absurdos ya no van más con este pobre corazón que se canso de llorar por tu ausencia. No es que haya sido absurdo el tiempo que la vida nos dejo ser..pero por ahora hasta la otra vida.

martes, 12 de abril de 2011

Cuando será el día...

Me pregutnto cuando será el día que deje de confiar de una vez por todas en las personas
¿será posible hacerlo?

No entiendo

¿Qué clase de persona es aquella que te dice que te perdona, pero que no lo molestes más?

miércoles, 6 de abril de 2011

Sólo a veces siento.

Últimamente mis reflexiones van en torno a mi desesperación por no poder cambiar nada, es como tener atadas las manos y los pies, vendados los ojos y ser alimentada por un mudo. Siento que he perdido el sentido de lo que estaba buscando, estoy extraviada entre las decisiones cotidianas y la incertidumbre que causa vivir en esta ciudad. Tengo tantas ganas de correr y correr, lejos muy lejos, ser nómada, olvidarme de toda esta educación que no sirve más que para seguir amarrado a un sistema opresor. ¿Pero hacia dónde corro? ¿Qué quiero encontrar?

He llegado a un punto de éxtasis nihilista del cual no quiero salir, porque no creo que haya un punto de regreso, la fe es inútil, se necesitan acciones concretas, las justificaciones para evadir las responsabilidades son innumerables, sin embargo, que haces cuando no puedes hacer nada. :S