jueves, 31 de julio de 2008

Soy como una planta.Amelia

Actúo como tal, quisiera ser una planta, permanezco en el rincón
absorta en mi pensamiento, ¿acaso soy una planta?
Consumo el sol, el oxígeno y mi alimento viene de la tierra,
No soy verde, pero a veces parece que sí, todos me miran raro,
¿Cómo soy? ¿Qué soy?
Sólo un ser vivo, una planta, a veces no siento nada, me convierto
en parásito, no existo.
Soy un ser misántropo, una planta del desierto, sola, seca, que espera
un poco lluvia para reverdecer.

viernes, 25 de julio de 2008

Superficialidad.

Estoy cansada de obedecer a los estereotipos impuestos por esta sociedad tan superficial. Más que cansada, harta de tener que ser algo. Asqueada de mi, por fingir algo que no soy. Que más da si no visto con ropa de una supuesta marca ¿en que me beneficia eso?
Tengo miles de preguntas que hacer, como esta tan genial de ¿porqué debo parecer bonita y linda? Me han tachado de rebelde, cosa con la cual no concuerdo, a que viene esto, se preguntarán ustedes, pues me refiero a que este término se ha mal intérpretado, muchos piensan que se serlo, es usar ropa que no combine y peinarse de cierta manera. No los critico pero que tiene eso de rebeldía, si al final de cuentas caen en lo mismo que crítican. Escribo esto porque no se que soy, si rebelde u ordinaria, o simplemente una planta más?

lunes, 21 de julio de 2008

Decisiones


Bienvenidos mis estimados y asiduos lectores de este espacio, nuevamente hago mi aparición. En esta ocasión hablaré de un tema que podría parecer demasiado trillado, polémico desde su naturaleza misma, y que pone en debate distintas y variadas posturas, hablamos del aborto, no pretendo hacer una justificación del acto en si, solo quiero plantear una opinión que surgió luego de una semana de intensa reflexión acerca del tema. Soy mujer, joven, y cualquiera diría que con un futuro lleno de posibilidades grandiosas en cualquier ámbito de mi vida. Pero, qué pasa cuando una chica con mis características, por razones, en las cuales ella no participa o lo hace sin tomar en cuenta la consecuencia de sus actos, ve afectada su vida por un embarazo no deseado. Miles de pensamientos transcurren por su mente, dar vida o negarla, plantean algunos, mientras tanto se debate entre múltiples decisiones que tomar, si pañales o libros, desveladas ocasionadas por un trabajo escolar que entregar, o por un niño que cuidar, sueños truncados dice la mayoría, pero a fin de cuentas estos que son, si se verán afectados por cualquier camino que se tome. Este tema involucra inmediatamente a las mujeres, porque son ellas quienes tomarán la decisión de continuar con el embarazo, no obstante, las influencias alrededor de la futura madre producen confusión, me parece que en la mayoría de los casos es la mujer y no el hombre quien lleva toda la carga de responsabilidad. Al hablar de aborto, se habla de madres y no de padres, el estado ve el aborto como una forma para lograr el control de la natalidad, la mayoría de las religiones fijan sus posturas en contra del mismo, miles de ideas circulan, que si en contra o a favor. La información y los medios para evitar la concepción se divulgan por todas partes, nuestros maestros, los medios de comunicación, y la población en general enajenada por los mismos, maneja esta idea de la libertad sexual, no sin antes regalarte un condón o una pastilla del día siguiente, nunca te hablan de si tienes o no madurez para enfrentar esta o cualquier situación. Al final de cuentas cualquier decisión que se tome, incluirá un riesgo, sea cual sea este tema seguirá dando de que hablar y serán las mujeres quienes tomarán la decisión de dar vida o negarla.