martes, 19 de mayo de 2009

Ranas Rojas

Me siento como un caballo, con una gran montura, un jinete encima y los ojos vendados para no distraerme del camino. Y es que como alguien me dijo, tienes 22 años y hablas como si tuvieras 50, y es que estoy vacía, soy aburrida, con un cerebro lleno de datos enciclopédicos y a medias que a nadie sirven, no ayudan a vivir en el mundo real.
A quien le importa,si no se es biológo, que existan ranas venenosas, o sino se es interesado en la historia que existe una filosofía de la historia, y es que estoy llena de tanta porquería que a nadie importa.
Vivo en mi burbuja,soy una egocentrica,individualista,de memoria selectiva,poco caritativa, gosera y poco obervadora, con problemas de oído, de riñon y quien sabe que otras cosas. Con ideas sobre la vida, que se destruyen en segundos y se ven reemplazadas por otra tantas de menor calidad.
Soy solo yo, autodestructiva y solitaria, con una existencia que va hacia la nada, eternamente triste, con cortos episodios de felicidad de los cuales vivo, con amor para dar hasta que ya no quede nada de mi, dependiente de mi ego y de la aprobación de los demás.
Hacia donde voy, no lo se, solo respiro, como, vivo, soy nada.

jueves, 14 de mayo de 2009

jueves, 7 de mayo de 2009

Las palabras y sus consecuencias.

No existe el minímo rastro de perfección en mi, soy sólo una mujer,
como tantas otras, buscando en el mundo, un poco de comprensión,
a veces parece que todo me resulta tan mal, otra veces bien, todo
es parte de la circularidad de nuestras historias, de las cuales todos somos
producto, es el hecho de estar todos conectados, que a veces no entendemos,
que nuestros acontecimientos, son parte fundamental de la vida del otro.
Hasta hace unas horas no era capaz de entender hasta donde
las palabras, los gestos, las acciones, podrían ser un factor determinante en mis
relaciones con los humanos, pense que nada de
lo que escribiera tendría trascendencia alguna, y volví a pensar que mis palabras
no decían nada, eran una estupidez más de lo que miles publican en sus
blogs.
Ahora se que cuando escribes es para que alguien te lea, dejas de ser
anónimo, dices lo que piensas y sientes, porque tienes la oportunidad de hacerlo,
ejerces tu derecho a expresarte, y tu derecho a ofender. Sin embargo, cuando dañas a
alguien con esto, sabes que la libertad también está reglamentada, y entonces te
percatas de que no eres el único, tu red también se daña, los circuitos se alteran y entonces
tu te quedas en medio sin saber que hacer, al final de todo, no puedes volver el pasado atrás
y esperas que todo se solucione.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Fragmento de "Fin de Viaje" Virginia Woolf

"una tarde otoñal, a la hora en que el tráfico empezaba a intensificarse, un hombre, que llamaba la atenció por su elevada estatura, paseaba con una mujer prendida a su brazo. A su alrededor, y asaltándoles con airadas miradas, rebullían, como hormigas en su marcha incesante, una multitud de seres que parecían diminutos en comparación con la esbelta pareja"
No hay nada más.Lo elimine todo. A quien corresponda.