sábado, 29 de agosto de 2009

Busco a Dios en el viento, en el aire, en la luz y hasta en lo más profundo de la noche,
pero parece que no esta,se fue del corazón, de la tierra, de los mismos hombres y de todo.
Y se fue porque eramos malos, se fe porque nadie lo quiso, se fue porque nadie lo necesito más.
¿Qué era Dios?
Nadie lo sabe, ¿Qué es Dios? Yo no lo sé

sábado, 22 de agosto de 2009

Cumpleaños



Escribo esto antes de ir a festejar mi cumpleaños, jaja, a un lugar que no conozco y que no quiero ir, Y no quiero ir porque no me gusta el nombre del lugar y porque yo prefiero algo más tranquilo, hasta aburrido si quieren ponerlo de esa manera. Pero entonces reflexiono y me pregunto ¿para que celebrar mi cumpleaños? Pero esa a sido la misma pregunta desde hace años ¿porque festejamos que un día nacimos?

Hay tantas cosas que quisiera que pasaran este día, pero ¿porqué precisamente hoy? Si pudieran ocurrir en cualquier otra ocasión, y serían igual de memorables.
¿Qué he hecho yo de bueno para que los demás festejen conmigo algo que no quiero celebrar?

No importa que día sea si es mi cumpleaños o no, yo solo quiero que mi mejor amigo,
el que más veces me ha rechazado una invitación a comer, el que ha señalado tantas veces mis defectos, ese que tantas veces me ha visto feo, este conmigo, o que por lo menos se acuerde de mi hoy. Prendamos entonces las velas y pidamos un deseo, que cualquier pretexto para celebrar es bueno,y más los cumpleaños para comer pastel y cenar gratis en VIP´s. =)

No me quejo, solo lo pense.

lunes, 17 de agosto de 2009

Recordando

Libertad por un poco de tiempo, el viento que me roba la respiración en la terraza, y el fresco de una ciudad extraña, gigantesa, rara, un mundo en constante movimiento al que no pertenezco, ruidos de autos, un cilindrero con su aparatejo desafinado, un jardín en medio de las piedras, Todo me parece diferente, bonito, agradable, quisiera regresar pero ya no se puede. El olor de un monstruo, una cámara de gases, platanos fritos, quesadillas de carne, churros y chocolate, alcantarillas rebosantes de basura, lluvia estrepitosa que te moja los pies y se lleva tus huaraches.Cosas raras, costumbres distintas, filas por dondequiera, el sur al fin y al cabo, pero el sur que no había conocido, más que de oidas, al final de cuentas para visitar y olvidar prejuicios tontos.

sábado, 8 de agosto de 2009

Mi vida en el DF

La verdad es que esta ciudad le cambia la vida a cualquiera que nunca hay venido, no quiero decir con esto que sea como ir a Europa o una cosa así, pero por supuesto que eso no se compara, el DF tiene su encanto, aunque este llena de gente con el olfato dañado porque el 40% del aire que respira este lleno de heces de perro y humano creo, es tan grave el asunto que se amontonan en el metro, no les molesto el olor a humanidad, ya no sienten feo el contacto humano. Hay cosas tan graciosas por aquí, que más de uno nos reímos de esas simplezas de la vida de los capitalinos, salen con chamarra de cuero, camisas de cuello alto, gabardinas, bufandas y demás en pleno julio y agosto, la verdad es que eso no lo entiendo, si no hace un frío que te cale hasta los huesos como en el desierto, ese si es frío. Ni que hablar de los peinados y la ropa, ahí si que me orino de la risa que me da, si ustedes creían que las señoras tipo telenovela no existían es mentira, yo las he visto, así como también hay Barnabys y todos esos personajes raros que pensábamos eran producto de una mente enferma, lo último más gracioso que vi fue un vaquero con pantalones de terciopelo, caminando enfrente de Bellas Artes a las meras 3 de la tarde, si hubiera estado en Juárez probablemente le hubieran enflacado las piernas. Ni que hablar del metro, podríamos hacer toda una investigación de ese enigmático lugar, pasan toda clase de cosas, si no estas acostumbrado a las multitudes, prepárate que la primera vez te asustarás, ya después podrás darte cuenta de lo que te platico, hasta yo una vez me quede atorada en la mera puerta, afortunadamente logre escapar, pero imaginense a un viejito encorvado que se le cierre la puerta de esos monstruosos vagones, jajajajajaj yo lo vi. Esto es la parte graciosa de mi vida en el DF, luego les contare más.