jueves, 29 de octubre de 2009

Cotidianidades

Observas los carros pasar, sentado en una rutera que huele a mierda, vas rumbo a tu casa, esperando que el chofer le de rápido, para poder llegar más temprano. De pronto, ves en uno de los cruceros una anciana mugrosa, que ofrece sus paletas a alguien que va en un beatle amarillo, probablemente al igual que la anciana, tambien tiene frío y por eso no baja las ventanas de su carro. Reflexionas al ver el rostro de la mujer, desesperada vuelve a ofrecer sus paletas al conductor, su rostro es triste, viejo, arrugado, raro y entonces el camión vuelve a arrancar y te quedas con la imagen de esa mujer que probablemente tiene hambre y frío. ¿Habrá vendido todas sus paletas?