viernes, 18 de noviembre de 2011

Y hoy fue el día que en silencio me dijiste: No más...No entiendo mucho esto de las relaciones humanas, lo único que se, es el significado de lo que callas, de esa respuesta que jamás escucharé salir de tu boca, la que aclararía todo mi desorden, sin embargo, me seguiré preguntando ¿porqué yo no? 

domingo, 16 de octubre de 2011

Lo encontré por casualidad un jueves de octubre, nada fue como antes, aunque sentí la misma emoción, pero que decir de él, su mirada lo dijo todo o al menos eso sentí, mi intuición sólo me hacía pensar en el desconcierto que ese encuentro le causo, aunque también cabe la posibilidad de que ni eso pueda sentir. Nada que decir, mucho menos algo que pensar. Adiós, fue lo último que alcanzó a decir, ni siquiera prometió volver...

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Confiar? ¿Para qué? Resulta que es como tener esperanza...y si tengo esperanza, también puedo tener fe, y si tengo fe, empezaré a creer en lo increíble? De todas formas todo sirve para autoengañarse, bienvenidos a la realidad. Aunque todos lo llamen negatividad no lo es, simplemente es defensa contra la falta de veracidad.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Ni hablar

Debo ser sincera, muy en el fondo esperaba que me hablará, pero no sucedió así, no pude resistir la tentación y yo lo llamé, maldita de mi que no puedo sostener mi palabra, maldita por confundir un glosario con un vocabulario, maldita de mi que confundo la derecha con la izquierda y por último maldita de mi que confundo un te quiero con un no te quiero.
Soy una estúpida mujer que muy en el fondo o en la superficie se quedó esperando una llamada. Y aunque la charla fue buena, no hubo nada más que eso, una plática insulsa donde sólo hablo ella y punto, para que tenía que hablarle.
Que más da, sólo es acostumbrarse a la idea de las ausencias y matar todo recuerdo vano, producto de la imginación, de aquello que sólo en el mundo oniríco pudo ser, no en la realidad aplastante de la vida. Y mirenme aquí estoy cual vil adolescente, esperando impacientemente la llamada...debería crecer y aunque ya acepte que nada es, aún me queda algo de músculo cardíaco...

lunes, 5 de septiembre de 2011

En las noches

Porque esta noche quisiera tener toda la inspiración del mundo para escribir diez cuartillas de la Historia, pero no las tengo, debo dormir.

jueves, 25 de agosto de 2011

No tengo más que mi cuerpo y mis pensamientos, y mi ego, que aunqe intangible, siempre se hace notar, quién soy yo y hacia dónde voy? y aunque todos se lo hayan preguntado, es el momento de contestarme a mi misma, qué pretendes hacer?

sábado, 13 de agosto de 2011

Vaya

Que cosa es regresar y enfrentar el mundo, este mundo del cual no quisiera ser parte, porque no puedo ser libre, en el término estricto de la palabra. Porque uno tiene que crecer y hacer lo que las conveniencias sociales dictan, cual es el fin de terminar una licenciatura o conseguir un trabajo, en que momento se inventaron las reglas, las obligaciones, y demás amarres, porqué el ser humano es social, y no individual, y si uno quiere ser individual porqué no puede serlo. Me siento tan atada a lo que me conviene, simplemente no puedo conformarme a esta realidad aplastante que me exige ser adulto, yo no quiero adaptarme a nada. No es que sea una tonta y finja demencia para no entender nada, se para que es toda esta basura de ser adulto, pero es que simplemente a veces me siento ahogada por tanta idiotez.

jueves, 4 de agosto de 2011

En algunas ocasiones...

Sólo a veces quisiera compartir mi microsmos con el mundo, pero nadie me entiende ni yo entiendo a nadie, hay tantas cosas que me parecen ilógicas y sin embargo son. Y aunque quisiera gritarle a la humanidad, nadie me oye, todos van de prisa, mientras yo sólo camino, sin rumbo fijo, ideando en el camino un destino que parece incierto.

domingo, 24 de julio de 2011

Que bien fue la vida ese viernes.

Jamás pensé conocer a una persona así, se que no es un ser singular, ni nada por el estilo, pero aunqe sólo lo he visto una vez en mi vida, me mostró que es lo que realmente quiero o estaba esperando. Alejarse del mundo cotidiano que me rodea, me resulta particularmente majestuoso, el mundo a veces tiene cosas buenas, y esta fue una de elllas, esta experiencia me encanto y aunque se que no lo volveré a ver, quisiera decirle simplemente gracias.

domingo, 17 de julio de 2011

Etapas del duelo

Puebla...los recuerdos de los momentos más felices de mi existencia están ahí, entre sus calles empedradas y lo antiguo, entre mis viejos recuerdos, sin embargo, ahí deben quedarse, ya no me hacen falta. Volver trajo consigo una grave nostalgia, el deseo de revivir lo que ya fue y no fue a la vez, porque todo era un sueño, una idealización de lo que quería ver y sentir, nada fue real, en si mismo, de todas maneras la aceptación ha llegado a mi vida, hay cosas nuevas por venir y se ha cerrado el ciclo de la aventura para dar paso a cosas de grandes. En fin, sólo recordando...

domingo, 10 de julio de 2011

El día que te vayas

Cuando uno se va de casa por gusto, parte con la convicción de que no extrañará nada ni nadie, y la primera vez, pasa el tiempo y quieres regresar, pero cuando estás de vuelta deseas recuperar tu libertad, al menos así fue en mi caso y no es que no la tenga, simplemente que vivir en Juárez es secuestrarse voluntariamente.

He tenido los motivos perfectos, para irme un mes, ocho meses, el tiempo que sea, viajo lejos de casa desde que tenía seis años, supongo que viajar tan niña me mostró un poco más allá del mundo que conocía, gracias a mis padres que siempre consciente o inconscientemente siempre se esforzaron por darnos alas. Tantas alas que lo que más amo en el mundo es viajar, sin embargo, esta vez es distinto, creo que este será mi último viaje en mucho tiempo, y lo que menos extraño en este momento es Juárez, no quisiera volver, tengo ganas de ir más lejos, donde nada de esa ciudad que se ha vuelto castrante me siga.

martes, 31 de mayo de 2011

Observando

Contmeplando como es que se va la vida, la vida tan frágil, tan efímera, hoy somos, mañana ¿quién sabe? Observo como caen las notas de mi melodía, las notas de mi triste canción, caen sobre las teclas de un piano desafinado, carcomido por los años, por los viajes, por el tiempo. Soy yo ahora, pero no quiero serlo mañana, porque vivir así, no es vivr, por qué muero, muero tan lentamente de dolor. Dolor por lo que sucede, dolor por el dolor de lo lejano, de lo perdido, de lo que nunca fue y jamás será.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Necesitamos ¿hablar de qué?

¿Hablar de qué? , de mí, de nada, de lo absurda que va la vida...si no me escuchas y tampoco te importo para que hablar, para que entablar una conversación donde siempre me das la razón. Acaso estoy tan mal, que no puedo decirte algo interesante, ¿cuáles son tus deseos? ¿qué quieres oír? tan sólo necesitas que te alabe tus buenos gustos, o tu pasión por lo que haces
¿porqué dices que eres mi amigo, si no aplaudes mis tonterías como yo lo hago contigo? ¿qué soy para ti? ¿sólo uno de esos objetos que compras para satisfacer tu falta de litio?

¿Acaso no dijiste que estaríamos juntos para siempre? ¿Escuche mal? Creo que me engañaste como lo hace todo el mundo, porque después de todo sigues siendo humano y eso no lo puedo cambiar.

lunes, 9 de mayo de 2011

Preferiría mil veces ser un gato.

Ya no más

No te esperare más querida amiga, se feliz con tu enojo y tus rencores, que yo he decidido no necesitarte más. He dejado de extrañarte porque quiero usar la razón, los sentimentalismos absurdos ya no van más con este pobre corazón que se canso de llorar por tu ausencia. No es que haya sido absurdo el tiempo que la vida nos dejo ser..pero por ahora hasta la otra vida.

martes, 12 de abril de 2011

Cuando será el día...

Me pregutnto cuando será el día que deje de confiar de una vez por todas en las personas
¿será posible hacerlo?

No entiendo

¿Qué clase de persona es aquella que te dice que te perdona, pero que no lo molestes más?

miércoles, 6 de abril de 2011

Sólo a veces siento.

Últimamente mis reflexiones van en torno a mi desesperación por no poder cambiar nada, es como tener atadas las manos y los pies, vendados los ojos y ser alimentada por un mudo. Siento que he perdido el sentido de lo que estaba buscando, estoy extraviada entre las decisiones cotidianas y la incertidumbre que causa vivir en esta ciudad. Tengo tantas ganas de correr y correr, lejos muy lejos, ser nómada, olvidarme de toda esta educación que no sirve más que para seguir amarrado a un sistema opresor. ¿Pero hacia dónde corro? ¿Qué quiero encontrar?

He llegado a un punto de éxtasis nihilista del cual no quiero salir, porque no creo que haya un punto de regreso, la fe es inútil, se necesitan acciones concretas, las justificaciones para evadir las responsabilidades son innumerables, sin embargo, que haces cuando no puedes hacer nada. :S

lunes, 28 de marzo de 2011

La maldita idealización.

Debo decir que esto lo escribí hace unas cuantas horas, con un sueño terrible encima, que me hizo cambiarme de lugar, para poder dormir en la biblioteca durante más de una hora, que pena pero el cansancio me agoto, jajaja así es que pido disculpas por la redacción, ya que lo transcribiré tal cual o escribí.

Esta reflexión surge a partir de haber escuchado una de esas canciones ridículas de Radio ICSA, ni siquiera se el nombre, aunque creo que no es tan importante saber el dato. El punto aquí es exponer una opinión acerca de la idealización de ciertas palabras, con la finalidad de hacer un registro en mi desorganizada memoria, que me recuerde como es que pensé en ese momento y si después cambio en algo lo que deduje en ese momento, en fin, dato inútil, creo que me faltaba glucosa.

En general, la canción habla sobre el amor y sus consecuencias, pero no es el asunto principal, sino como se construyen estás idealizaciones de las palabras, pudiera ser cualquier otra, como amistad o hambre, creo que son aquellas conceptualizaciones intangibles, que necesitan tener un símbolo, para justificar su utilización, entonces esto me lleva a pensar si palabras como amor, amistad, belleza, significan algo real, y hasta que punto nos limitan en nuestra vida diaria.

De ser así ¿que tanto significado tienen para el ser humano? ¿cómo es que estos simbolismos construyen la la forma en que nos concebimos a si mismos? Después de esto me encuentro con Henry Corbin, el cual hace una afirmación de como se concibe la profundidad de las palabras del Corán, jajaja en tremendo lío me he metido, citando a dicho autor, hay siete niveles de profundidad en cada versículo del Corán, y mi última pregunta va en el sentido de cuestionarme, ¿con qué profundidad digo yo las palabras?

domingo, 27 de febrero de 2011

Qué difícil es decir adiós.

¿Porqué es tan difícil dejar de lado lo que te hace daño? Yo no entiendo que función cumple el cerebro humano al mandar esas señales sentimentales, ¿qué acaso no es posible actuar en contra de su voluntad? Que sería de los humanos, si un día dejaramos de ver al otro como indefenso y decidierámos acabar con los que estorban. Acaso tomaríamos la rienda de nuestra existencia para construir la sociedad ideal, donde finalmente dejará de existir la corrupción, y conceptos como el amor o la justicia dejarán de existir, como parte de un todo perfecto.
¿Cómo le haces para dejar de querer? ¿cómo se le hace para eliminar esos malditos sentimientos que te dicen, algún día cambiará, o algún día volverá?
¿Porqué tenemos esperanza? ¿Si no existiera esa palabra aún creeríamos en ella?

miércoles, 16 de febrero de 2011

Xalapa.

Generalmente me esfuerzo por no creer en ciertas cosas románticas, pero de vez en cuando me gana el mero sentimentalismo y recordar pone mis sensaciones a flor de piel. Una de esas cuestiones raras de mi vida es rememorar Xalapa, Veracruz. He tenido la oportunidad de viajar desde La Paz, B.C. hasta Chiapas, no conozco la mayor parte, pero puedo hacer algunas comparaciones, sin embargo, Xalapa, siempre será uno de mis rincones favoritos en el mundo. Si caminas por sus calles, te sientes como en casa, se respira un magnífico aire de tranquilidad con olor a humedad y plantas. Es una bonita ciudad, puedes andar y sentir como el romanticismo te embriaga en sus callejones. Probablemente sólo a mi me haya pasado eso, porque he vivido tantas cosas en ese lugar, que termino por encantarme.